30A_redes_perfil_blanco.jpeg

facebook.jpg twitter.jpg youtube.jpg

telefono.jpg (503) 2213-1280
         (503) 2264-7719

Call center de encuestas
         (503) 2240-6000 

Noticias

Estudio de FUNDAUNGO analiza el acceso a las Tecnologías de la información de las niñas, niños y jóvenes salvadoreños

La Fundación Dr. Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO) presentó esta mañana su más reciente estudio denominado “La brecha digital y el sistema educativo en El Salvador 2021”, el cual busca analizar las inequidades en el acceso a las tecnologías de la información en El Salvador, durante el año 2021.


El estudio, que analiza la brecha digital desde una perspectiva multidimensional, forma parte del acuerdo de cooperación entre FUNDAUNGO y UNICEF para el proyecto: "Impacto del Covid-19 en el desarrollo social de hogares con niños, niñas y adolescentes", cuyo objetivo es generar evidencia sobre la evolución del COVID-19 y sus impactos en el desarrollo social del país.

Para analizar las inequidades en el acceso a las tecnologías de la información en El Salvador en 2021, se realizó la encuesta "El Salvador: Brecha Digital 2021", dirigida a una muestra de 2,0642 personas, miembros de hogares en los que residían niñas, niños y adolescentes; el trabajo de campo se realizó entre el 9 y el 25 de julio de 2021.


En el evento de presentación participaron el Dr. Ricardo Córdova, Director Ejecutivo de FUNDAUNGO, quien dirigió las palabras de apertura, e Ivette Blanco, Representante de UNICEF en El Salvador, quien dirigió palabras de bienvenida a los participantes del evento. Posteriormente, Manuel Delgado y Alejandra Quintanilla, investigadores del Programa de Estudios sobre Políticas Públicas de FUNDAUNGO, presentaron los principales resultados del estudio.


(En este párrafo se puede poner una cita de las palabras de apertura y palabras alusivas)


“Pensar en un enfoque multidimensional de la brecha digital y de la brecha socioeducativa no se refiere solamente a la igualdad en el derecho al acceso a la infraestructura informática y a Internet, también incluye aspectos relacionados con la equidad en los usos de esos recursos, la equidad en los beneficios que todos los actores obtienen de los contenidos educativos digitales y las posibilidades equitativas de que todos puedan desarrollar sus capacidades tecnológicas, cognitivas, metacognitivas y de reflexión al hacer uso de los recursos y la información disponible”, cita el estudio. 


De acuerdo con los principales resultados, en 2021 solamente el 36.5 % de las personas mayores de 18 años en El Salvador tuvieron acceso a computadora en su hogar, siendo las mujeres quienes tienen menos acceso a este recurso (30.1 %), en comparación con los hombres (44.9 %). Asimismo, el 45.6 % de los residentes en el área urbana tienen acceso a una computadora versus el 21.6 % en el área rural. 


Del total de hogares que no tienen computadora, el 73.7 % manifestó que es porque su presupuesto no se lo permite; y el 17.8 % porque considera que puede conectarse desde otros dispositivos. Por el contrario, el 98.3 % de los adultos posee un teléfono inteligente y únicamente el 1.7 % posee teléfonos que no son de gama alta (es decir que no cuentan con conexión a Internet).


Respecto al acceso a internet en los hogares salvadoreños, el 97.2 % mencionaron que tienen acceso a internet, de estos, el 58 % accede a través de sus teléfonos celulares, el 32 % tiene acceso por red de internet residencial y solo el 9.7 % de los hogares tiene acceso a internet por ambos medios.  


Al evaluar el gasto de internet respecto al presupuesto del hogar, el gasto de los que únicamente poseen teléfonos inteligentes representa una proporción mayor de sus ingresos (11 %), que la proporción que representa el gasto para los que tienen  computadoras, tablet y teléfono (7.2 %). El gasto en internet también varía de acuerdo con distintos grupos sociales; el gasto en el área rural es menor ($19) que en el área urbana  ($26.9), en Occidente ($21.2) que en el AMSS ($28.7) o los hogares con ingresos de más de $1,000 ($46.8) que los hogares con menos de $250 ($18.3).


El estudio también plantea que, durante el año escolar en 2020,  la modalidad más utilizada por los hogares para gestionar el aprendizaje de niñas, niños y adolescentes fue a través del uso de guías de trabajo: el 55 % utilizó más esta modalidad; el 30.8 % empleó más las plataformas digitales; 9.4 % hizo uso de las franjas educativas en televisión o radio; el 3.2 % no inscribieron a las niñas, niños o adolescentes y un 0.3 % estuvo en modo presencial. 


Finalmente, la percepción de los adultos sobre el dominio o manejo de las herramientas virtuales o tecnológicas que tienen los profesores es bastante dividida: el 38.9 % percibió que los profesores tienen mucho dominio; el 30.5 % que algo de dominio; el 26.8 % que tienen poco dominio y el 2.3 % consideró que no tenían nada de dominio sobre las TIC. 


El estudio completo “La brecha digital y el sistema educativo en El Salvador 2021”, se encuentra disponible en www.fundaungo.org.sv.